¿Qué puedo hacer para calmar la ansiedad de fumar?

Hola, soy el Dr. David Cabrera, médico titulado en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador y responsable de este sitio en el que les voy a ayudar a dejar de fumar. Espero que mi información les ayude a tomar la mejor decisión para ustedes.

Después de dejar de fumar, es normal experimentar ansiedad. De hecho, según el National Institute on Drug Abuse, el 70 por ciento de los fumadores lo experimenta. La ansiedad de fumar es el deseo de fumar cuando no se está fumando. Puede ser causada por el hábito, la nicotina o el tabaquismo.
Existen muchas formas de calmar la ansiedad de fumar. Algunas personas pueden tratar de fumar menos cigarrillos al día, mientras que otras pueden optar por dejar de fumar por completo. Otras formas de calmar la ansiedad de fumar incluyen hacer ejercicio, meditar, relajarse, o incluso hablar con un terapeuta.

¿Que quita la ansiedad por fumar?

La ansiedad por fumar es una sensación de incomodidad o ansiedad que se siente cuando se deja de fumar. Esta sensación puede ser muy intensa y puede durar varias semanas. La ansiedad por fumar es uno de los principales motivos por los que las personas fuman. La ansiedad por fumar se puede tratar de muchas maneras. Algunas personas pueden usar medicamentos para ayudar a controlar la ansiedad, mientras que otras pueden usar técnicas de relajación o hablar con un terapeuta.

¿Cuánto tiempo dura la ansiedad al dejar de fumar?

La ansiedad al dejar de fumar puede durar varios días o incluso semanas. Algunas personas experimentan ansiedad por el cambio en su rutina, otros por el miedo a los síntomas de abstinencia, y otros por el miedo a no poder controlar su consumo de cigarrillos. La ansiedad puede ser muy intensa y puede hacer que las personas se sientan muy incómodas. Si la ansiedad es muy intensa, puede ser necesario buscar ayuda profesional.

¿Cómo reemplazar el hábito de fumar?

Consejos para dejar de fumar

1. Identifique sus motivos para dejar de fumar. ¿Por qué quieres dejar de fumar? ¿Es por tu salud? ¿Por tu familia? ¿Por el dinero? ¿Por el ejemplo que le das a los demás? Todos estos son buenos motivos para dejar de fumar. Escríbelos y ponlos en un lugar donde los veas todos los días.

2. Aprende sobre los efectos del tabaquismo. El tabaquismo es una enorme causa de enfermedades y muertes prematuras. Aprender sobre estos efectos puede ser un gran motivador para dejar de fumar.

3. Sepa cuáles son sus gatillos para fumar. ¿Fuma cuando está estresado? ¿Fuma cuando toma un descanso del trabajo? ¿Fuma cuando bebe alcohol? Identificar estos gatillos le ayudará a controlarlos y evitar fumar en estas situaciones.

4. Encuentre un sustituto para el cigarrillo. Algunas personas encuentran que masticar chicle o tabaco sin nicotina les ayuda a controlar el impulso de fumar. Otros encuentran que tener una manzana o una pelota de goma en el bolsillo les ayuda a controlar sus manos. Encuentre algo que le ayude a controlar el impulso de fumar.

5. Evite las situaciones que le hacen fumar. Si no puede controlar el impulso de fumar en una situación específica, evítela. Por ejemplo, si fuma cuando está bebiendo alcohol, trate de evitar las situaciones en las que bebe.

6. Pida ayuda. Dejar de fumar es difícil y puede ser más difícil si lo hace solo. Pida ayuda a su familia, amigos o médico. Hay muchos programas y medicamentos que pueden ayudarlo a dejar de fumar.

Si estás tratando de dejar de fumar y sientes ansiedad por ello, hay varias cosas que puedes hacer para calmar esos nervios. Primero, trata de comprender por qué estás ansioso. ¿Te preocupa no poder disfrutar de tu tiempo libre si no fumas? ¿Temes engordar? ¿Crees que te costará mucho dejarlo? Una vez que identifiques tus miedos, puedes comenzar a trabajar en superarlos. También puedes tratar de distraerte cuando sientas que se acerca un antojo. Sal a caminar, llama a un amigo, come una manzana… haz cualquier cosa que te ayude a sacar la mente de fumar. Y si llegas a fumar, no te castigues. Eres humano, y el camino hacia la abstinencia puede ser difícil. Lo más importante es no rendirte.
Puedes tratar de calmar la ansiedad de fumar fumando un cigarrillo con menos nicotina, bebiendo té de hierbas o intentando respirar profundamente.

Publicaciones Similares